Posteado por: Marco | 18 agosto, 2012

Combatiendo las infecciones gastrointestinales

La infección intestinal se conoce también como la gripe gastrointestinal y se trata de una enfermedad infecciosa. Junto con el alimento ingerido también ingerimos protozoos, virus o bacterias y éstos son elementos patógenos. Muy a menudo, el contagio también se puede dar dentro del círculo de amigos o familiares; de persona a persona También se pueden adquirir en el trabajo o por alimentos en mal estado. Los pacientes se quejan de, náuseas y vómitos y diarrea y dolor abdominal. La diarrea es líquida y blanda, o en casos raros con sangre. En general, no se produce fiebre, pero los pacientes están a menudo muy débiles durante varios días, postrados en cama y sin poder trabajar. Salvo algunas excepciones a la infección gastrointestinal y se cura por sí misma de forma natural. Esto tomará de uno a tres días. En todo el mundo se dan las infecciones gastrointestinales, es la enfermedad infecciosa más común diagnosticada. Durante la vida, casi toda la gente tendrá una o a varias veces  esta infección.

Normalmente, una ligera infección gastrointestinal no requiere tratamiento por un médico. Si los síntomas son más fuertes y duran muchos días, o si otros miembro del la familia  sufren los mismos síntomas es necesario consultar a un médico. El médico revisará su estómago para saber los sonidos y donde está el dolor específico. Si está claro que es sólo una infección estomacal no hay más problema. En caso contrario es necesario hacer  un examen de la sangre en busca de signos de inflamación, y realizar una ecografía del abdomen. Se trata de una investigación exhaustiva a fin de que otras enfermedades del abdomen puedan ser excluidas. Muchas otras molestias con síntomas similares necesitan una revisión más profunda.

En una infección gastrointestinal, es muy importante beber suficiente líquido. Ingerir muchos té calientes, como el té negro o té de menta. En general, de dos a tres litros por día es suficiente. Si el vómito ocurre, sólo ingerir pequeñas cantidades de agua potable. En caso de diarrea severa, la ingestión de líquidos deberá aumentar a tres y cuatro litros, así como sales de rehidratación. Se debe compensar la pérdida de líquido producida por la diarrea.

Importante:

Uno no debe tomar a la ligera una infección gastrointestinal. Es necesario consultar a un médico. El vómito y la diarrea pueden hacer que las personas mayores se debiliten y pierdan fuerza, así como los niños pequeños. Para estos grupos de personas es un deber la visita al médico. Si es una leve infección, un hombre de mediana edad puede probar primero con remedios caseros. Estos son fácilmente tolerados y puede ser suficiente para remediar las molestias, antes de recurrir a los medicamentos que suelen tener efectos secundarios. Después de 24 horas sin alivio, el médico debe ser consultado.

Mucha agua ayuda.

Un remedio simple es el té. Es rápido de preparar por cualquier persona. Sin embargo, no todos los tipos de té son útiles. Se sugiere tipos de té. Estos incluyen el comino, el hinojo y el té de hierbas. Sobre todo la manzanilla, que tiene un efecto calmante en el estómago y alivia el dolor. Los que beben mucha agua durante la enfermedad se recuperarán más rápido. El agua favorece la depuración del tracto digestivo, lo que permite una recuperación más eficaz.

Que el estómago no se cargue de forma innecesaria

El estreñimiento y la diarrea sobrecargan el sistema digestivo. La enfermedad puede ser evitada y/o controlada positivamente con una dieta adecuada. Alcohol y azúcar son como veneno para el estómago. Además, el consumo de café o alimentos con alto contenido de grasa deben ser evitados. En el caso de diarrea la ingesta de alimentos se debe reducir. Se recomienda comer menos y beber más agua. Muchos encuentran los  refrescos o las gaseosas deliciosas, pero es mejor sólo tomar al agua potable sin gas, o los tés.

La dieta adecuada

Ahora está clarolo que no se debe comer. Sin embargo ¿Qué alimentos son beneficiosos para derrotar a la enfermedad de forma rápida? Las llamadas comidas ligeras ayudar a la persona en recuperación. Las frutas y verduras son recomendables en su totalidad, no se debe utilizar el exceso de grasa en aderezos para ensaladas. No comer carne roja, mejor utilizar  pavo o pollo, ya que tienen sólo un pequeño porcentaje de grasa. En términos generales, el paciente siente una ligera sensación de hambre y pequeños aperitivos ayudan, como las galletas saladas o tostadas para calmar el estómago. Tostadas o galletas saladas ayuda contra la diarrea y se puede comer durante todo el día. Todo se puede comer, que si es bajo en azúcar y grasa.

About these ads

Categorías

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: